La pobreza de la arquitectura moderna se debe a la atrofia de la sensualidad

Eileen Gray